Dermatología Clínica

Diagnóstico y tratamiento de Acné, Psoriasis, Rosácea, Eccemas, Enfermedades inflamatorias, Infecciones, Alergias de piel, Vitiligo, Melasma.

ACNÉ: es una enfermedad inflamatoria de la piel que involucra al folículo piloso y a las glándulas sebáceas. Puede ser tratado adecuadamente con una gran variedad de medicamentos de aplicación directa en la piel; así como tratamientos administrados por vía oral.

PSORIASIS: es una enfermedad inflamatoria compleja, de curso crónico, con compromiso de piel, mucosas, semimucosas, anexos y articulaciones. La terapia tópica es útil en pacientes con psoriasis leve – localizada, mientras que la fototerapia y medicamentos sistémicos para formas moderadas y graves.

ROSÁCEA: es un trastorno inflamatorio crónico que afecta preferentemente a la región centrofacial. El objetivo del tratamiento es mejorar la apariencia y mantener la condición bajo control con indicación de productos de aplicación local o administración oral.

DERMATITIS ATÓPICA: es una enfermedad inflamatoria de la piel de evolución crónica y curso recidivante cuya marca distintiva es la presencia de áreas de eccema, con sequedad extrema de la piel, y prurito (picazón) como síntoma principal. Es una patología que tiende a mejorar con la edad y los cuidados apropiados.

INFECCIONES: la piel es una barrera natural que ayuda a protegerse de los gérmenes, pero por distintos motivos, bacterias, virus, hongos y parásitos pueden infectarla. Algunas de las más comunes de son impétigo, celulitis, herpes, pie de atleta, verrugas y pediculosis. Debido a que el tratamiento depende de la causa, hay múltiples opciones.

VITILIGO: se manifiesta con despigmentación de la piel debido a la pérdida de los melanocitos en la epidermis y blanqueamiento del pelo, por pérdida de los mismos en el bulbo folicular. El tratamiento de vitiligo aplicando Fototerapia con UVB de Banda Angosta narrow-band, ha demostrado eficacia en niños y adultos con forma generalizada de la enfermedad.

MELASMA: es un trastorno de la pigmentación cutánea que se manifiesta más comúnmente en la cara, con máculas (manchas) hiperpigmentadas, en zonas expuestas al sol. Lo más aceptado es el tratamiento combinado con formulaciones que mezclan diferentes elementos que han demostrado su efecto despigmentante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *