Limpieza del Rostro

Limpieza del Rostro

Hacer una limpieza profunda es fundamental para el cuidado diario de la piel. Realizando este procedimiento eliminamos la suciedad, el sudor, el exceso de grasitud y en caso de que tengas, maquillaje. Cuando la piel limpia tiene mayor capacidad de absorber los componentes activos de los productos para el cuidado.

Podemos realizarla en 3 simples pasos:

  • Limpiar: La piel produce sebo a medida que se regenera durante la noche. La limpieza de cada mañana elimina este sebo y asegura que la piel esté lista para el cuidado de día.
  • Tonificar: El tónico elimina cualquier indicio de limpiador y refresca la piel, al tiempo que restablece su pH natural.
  • Hidratación: Pueden ser o no productos especiales con activos específicos para cada tipo de necesidad. Ya sea una crema hidratante o una especial deben de aplicarse directamente sobre la piel limpia.

    Este procedimiento lo realizamos al levantarnos y al acostarnos.

    Para saber qué tipo de piel tenés es fundamental tu consulta con tu dermatólogo, él te dirá que tipo de crema hidratante utilizar en cada caso.

    ¡Hacenos tu consulta!